energía eólica

Ventajas de utilizar la energía eólica frente a otras formas de energía

La energía eólica es, de las energías renovables, quizás la más eficiente y más utilizada.

España es el quinto país del mundo por potencia eólica instalada, tras China, Estados Unidos, Alemania e India y el segundo en Europa, detrás de Alemania. Es una energía limpia, que no se agota y está creciendo de una forma muy importante.

La energía eólica cubre hasta el 23,3% de la energía consumida, con unos 1298 parques eólicos instalados en más de 850 municipios. Además, no produce gases de efecto invernadero, ni emisiones contaminantes, por lo que la convierte en una fuente de energía que contribuye al desarrollo sostenible y a la protección del futuro del planeta. Evita la emisión de 29 millones de toneladas de CO2.

La utilización de aerogeneradores en la producción de electricidad hace de ella una energía muy rentable. En España hay 250 centros de fabricación en 16 de las 17 CCAA.

¿Cómo se compara la energía eólica con otras formas de energía renovable? 

Comparando la energía eólica con la producida a través del uso de los combustibles fósiles, encontramos enormes diferencias, como la no contaminación, el uso ilimitado y su menor coste de producción.

Si la comparamos con la energía solar y la hidroeléctrica, por ejemplo, la energía eólica es mucho más asequible por kilovatio-hora. Además, los parques eólicos pueden ampliarse o reducirse fácilmente en función de la fluctuación de la demanda, lo que los convierte en una opción atractiva para los que buscan la transición a las fuentes de energía renovables.

En resumen, la energía eólica tiene un potencial creciente como solución económica y también medioambiental para nuestro futuro, por eso es tan interesante e importante.

Principales ventajas de utilizar la energía eólica

  • Bajo coste.
  • Amigable, porque es un recurso que sirve como fuente de energía inagotable y no daña el medio ambiente.
  • Energía limpia.
  • Moderna. Es una energía relativamente joven para la producción de electricidad y con una evolución constante y de las que más ha aumentado en los últimos años.
  • La energía eólica es una fuente de energía renovable, que utiliza la fuerza del viento para producir electricidad. El viento es una fuente inagotable, cualidad que convierte a la energía eólica en inagotable también.
  • No es agresiva con el suelo. No tiene un impacto negativo sobre el suelo. No produce sustancias contaminantes, ni vertidos, ni movimientos de tierra.
  • Consumo bajo de agua. No genera residuos contaminantes para el agua. Utiliza una baja cantidad de agua preservando los recursos hidráulicos.
  • Impacto 0 al transportarla. La energía obtenida por el viento no produce un impacto negativo en el medio ambiente. Al no ser transportada a través de tuberías, barcos o camiones, reduce el impacto medioambiental además de abaratar sus costes.
  • Aprovechar el viento ya que tiene el potencial de reducir nuestra dependencia de las importaciones de petróleo extranjero, ayudando a que nuestro país sea más seguro y autosuficiente.
  • El sector eólico es clave para cumplir el objetivo europeo de un 40% del consumo de energía procedente de fuentes renovables en 2030.
  • La eólica ha sido la primera tecnología en el sistema eléctrico peninsular en el año 2021 y la primera por potencia instalada, porque es una tecnología clave dentro de nuestro mix energético.
  • Los 28.139 MW eólicos que hay en España están repartidos en 1.298 parques eólicos en más de 850 municipios ya que es el motor de las comunidades rurales en las que se instala.

Futuro de la energía eólica

A medida que continuamos la transición hacia un futuro energético más sostenible, la industria eólica desempeña un papel cada vez más importante. A diferencia de otras formas de energía renovable, como la solar y la hidroeléctrica, la energía eólica está ampliamente disponible y es accesible estés donde estés. No contamina y es un freno muy importante en el agotamiento de combustibles fósiles. Además, evita la importación de 10,6 millones de toneladas equivalentes de petróleo, ahorrándole a España la importación de 1.389 millones de euros.

A medida que los fabricantes siguen desarrollando las turbinas eólicas avanzadas que pueden producir mayores cantidades de energía utilizando menos recursos, el potencial de esta forma de energía limpia sigue creciendo.

Mirando hacia el futuro, parece claro que la industria eólica seguirá siendo una fuerza motriz en nuestra transición hacia un futuro bajo en carbono. Ya sea en forma de turbinas afinadas o de nuevas tecnologías innovadoras que aprovechen todas las fuerzas naturales; el viento va a seguir siendo sin duda el centro de nuestro progreso en estos próximos años.

Es una energía que ayuda a impulsar la economía del país. Representa el 0,30% del PIB español.

España es el tercer país del mundo en la exportación de aerogeneradores por valor de 1.748,6 millones de euros al año y el sexto país del mundo y el tercero en Europa en patentes eólicas: el sector invierte alrededor de 108 millones de euros al año en I+D+i. En el año 2021, hubo 493 publicaciones de solicitudes de patentes en España para el sector eólico.

La eólica como fuente de empleo y sector industrial sólido

Con la creciente preocupación por el cambio climático y con la necesidad de la transición a las fuentes de energía renovables, hay muchas oportunidades profesionales disponibles en el sector de la energía eólica. Las profesiones relacionadas con la energía eólica,como podrá suponer, ofrecen innumerables posibilidades para cualquier persona interesada en trabajar por un futuro más sostenible; pero para poder trabajar en el sector eólico deberemos tener cómo mínimo la formación de GWO en BST (Basic Safety Training); esta formación constaría de los siguientes módulos: Work and Heights (Trabajos en Altura), Manual Handling (Manipulación Manual de Cargas), Fire Extinction (Extinción de Incendios) y First Aid (Primeros Auxilios).


La eólica crea cinco veces más empleo que las tecnologías convencionales. En España, 30.000 personas trabajan en el sector, con puestos de trabajo de calidad y con una gran estabilidad, el 70% de los empleos son cualificados y los últimos estudios prevén un aumento del empleo eólico duplicándose en el año 2030 superando los 67.000 empleos; de ahí que sea tan necesaria la formación en este sector. Los cursos especializados que ofrece el Grupo Forma-t, le darán una buena preparación.

construcción

Todos los profesionales con certificación GWO, pueden ayudar a evaluar e instalar los nuevos aerogeneradores, asegurándose de que siempre se mantengan adecuadamente y funcionen con eficiencia. Además, los que tienen la experiencia en el análisis de datos y la previsión pueden ayudar a interpretar los patrones meteorológicos y también a poder optimizar la colocación de los aerogeneradores para aprovechar al máximo los recursos eólicos de un lugar determinado.

Conclusión

Si a todo lo comentado anteriormente, le añadimos el hecho de que la energía eólica es fuente de energía barata, hace de ella una de las energías más interesantes y rentables del mercado. Hay que tener en cuenta que, al desplazar el uso de otras tecnologías más caras en el mercado, contribuye a bajar los precios de la electricidad, hecho, que hoy día, es de vital importancia.

Ante la situación geopolítica de los últimos meses, la generación eólica supone un gran beneficio para los consumidores españoles. El efecto reductor de la eólica fue de 18,42 €/MWh en 2021, lo que se traduce en un ahorro bruto acumulado de 4.757 M€ para los consumidores.

Para los consumidores domésticos (una vez descontados los incentivos para la eólica) con un consumo medio anual de 3.650 kWh supuso un ahorro neto de 41,41€. Para un consumidor medio comercial con Tarifa AT1 y un consumo de 597 MWh anuales, a lo largo de 2021 el ahorro ha sido de 9.530€ (descontados los incentivos a la eólica incluidos en su factura eléctrica). Y para una instalación industrial intensiva en el consumo eléctrico con Tarifa T4 (y 23.745 MWh de consumo) el ahorro neto ha sido de 424,302€. En otras palabras, la eólica generó un ahorro neto (una vez descontados los incentivos) a los consumidores eléctricos de 3.230 millones de euros.

Con todo esto, podemos afirmar con rotundidad que la energía eólica es la energía renovable más madura y desarrollada, con mayor proyección de futuro dada su rentabilidad energética, por su contribución a la economía del país, por ser generadora de trabajo de calidad y por ser fuente de progreso, riqueza y sostenibilidad.

Grupo Forma-t posee las certificaciones correspondientes a los módulos de GWO para poder integrarse en el sector eólico. Puede acceder a todos los cursos de GWO del Grupo Forma-t en la sección de formación.

Si has llegado hasta aquí abajo es que algo te interesamos, ¿verdad?.
Estamos deseando ponerte nombre, hablar contigo, saber en qué podemos ayudarte.